La directora del Servicio Cántabro de Salud admite que “la esperanza se llama vacunas”

  • Celia Gómez apela a la necesaria coordinación entre las distintas organizaciones sanitarias para hacer frente al Covid-19

  • El SCS aborda la mejora de la accesibilidad incrementando su capacidad quirúrgica a través del aumento del número quirófanos y de la ordenación de áreas y circuitos

  • La directora del SCS destaca que “queremos conectar en tiempo real la Atención Primaria con la Atención Hospitalaria”

La directora gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez, ha participado esta mañana en un coloquio online organizado por Executive Forum, con la colaboración de Alexion. Durante el coloquio, Gómez ha presentado y explicado los diferentes retos y planes que aborda el SCS.


Leticia Beleta, directora general de Alexion para España y Portugal, ha acompañado a la directora general y ha presentado el coloquio reconociendo los esfuerzos que están realizando las Autoridades Regionales de Salud en el manejo de la “difícil situación” provocada por el Covid-19. Además, ha mencionado el compromiso de Alexion por mejorar la vida de los pacientes y las familias afectados por enfermedades raras a través de la investigación, el desarrollo y la comercialización de tratamientos apropiados. En esta línea, Beleta se ha referido también a la implicación del Servicio Cántabro de Salud con estas dolencias y ha manifestado la voluntad de Alexion por continuar colaborando con Cantabria en el desarrollo de iniciativas actuales y futuras que hagan frente a las enfermedades raras.

Gómez ha comenzado su intervención señalando que el Servicio Cántabro de Salud “constituye un patrimonio valiosísimo de las personas que vivimos en Cantabria, y que debemos preservar, mejorar y contribuir a sostener con el fin de garantizar a las futuras generaciones un sistema sanitario más sólido, más equitativo y de mayor calidad”. Con respecto a la atención primaria, ha admitido que, pese a que es de calidad, actualmente precisa de una atención especial a causa de la falta de profesionales, el envejecimiento de la población, el incremento de pacientes crónico y pluripatológicos y a los cambios que ha provocado la pandemia en el desarrollo de la asistencia.


La gestión de la pandemia


En referencia a la situación actual condicionada por el Covid-19, la directora gerente ha señalado que “la coordinación es un valor esencial en las organizaciones sanitarias” de cara a organizar los recursos para garantizar la respuesta necesaria y la continuidad de la atención y los cuidados. Esta realidad cobraría mucho más valor en la lucha contra la pandemia, de forma que “nos pone a prueba de forma integral a todo el sistema sanitario”. Así, ha declarado que “desde el inicio de la alerta sanitaria y posterior declaración de pandemia, el Servicio Cántabro de Salud ha hecho un esfuerzo de planificación para fortalecer y adecuar su estructura y funcionamiento para una adecuada respuesta”

Gómez ha reconocido que la atención primaria ha sido siempre fundamental para contener el avance de la pandemia y evitar el colapso de los hospitales, y que su importancia ha sido aún mayor en la detección y el aislamiento de casos, así como en el apoyo a la vigilancia epidemiológica masiva mientras se avanza en la vacunación y en el tratamiento de la enfermedad. En este sentido, ha admitido que “vivimos ahora un momento diferente en el que la esperanza se llama vacunas, momento en el que la atención primaria vuelve a tener un especial protagonismo y en el que la coordinación y la colaboración de todas las instancias sigue siendo la clave del éxito”.


Accesibilidad


Con respecto a los retos que afronta el SCS, Gómez se ha referido a la accesibilidad como “un elemento clave en el trabajo de los centros que componen el SCS, en la medida que garantiza la equidad y la igualdad de las personas en el acceso a los servicios sanitarios”, por lo que la labor de coordinación entre profesionales y dispositivos de los distintos ámbitos asistenciales sería clave para lograrlo. De este modo, ha reconocido que los tiempos de respuesta es una de las principales preocupaciones de la ciudadanía y también del servicio de salud y que, pese a la pandemia, “la actividad urgente y no demorable se ha mantenido en los centros de salud”.

Asimismo, ha destacado que, incluso durante los meses más duros de pandemia, en todos los centros se ha mantenido la actividad quirúrgica programada y se han realizado las intervenciones quirúrgicas urgentes y todas las intervenciones no demorables relacionadas con enfermedades oncológicas y otro tipo de patología graves. De este modo, ha presentado datos como la disminución en casi 7 días de la demora media en listas de espera quirúrgicas, la caída en 9,63 días de la demora media en listas de espera de consultas o la reducción en 18,52 días en las listas de espera de pruebas diagnósticas en relación a los datos del cierre de 2020. Gómez ha explicado que estos datos han sido posibles gracias al aumento de la actividad y a la revisión de la pertinencia de pruebas solicitadas con mucha antigüedad en lista de espera. “A partir de ahora abordamos la mejora de la accesibilidad incrementando la capacidad quirúrgica del conjunto del SCS a través de dos líneas de acción: incrementar el número de quirófanos y reordenar áreas y circuitos para lograr un funcionamiento en red de nuestra estructura quirúrgica instalada”.


Otros retos


“Queremos conectar en tiempo real la Atención Primaria con la Atención Hospitalaria. El paciente debe percibirnos como un todo, como una única cosa, como un único sistema con todas sus partes bien conectadas, y no debemos permitir que nuestra falta de comunicación o fallos de organización repercutan en una demora de su asistencia” ha subrayado Gómez. De este modo, también ha señalado que garantizar la equidad en la asistencia de los procesos especialmente graves, como el cáncer, es otro de los grandes retos del SCS.


Por otra parte, la directora gerente ha destacado que el sistema debe adaptarse al cambio demográfico actual, poniendo especial atención en el cuidado de los niños y los mayores. Asimismo, se ha referido a más desafíos que afronta el Servicio Cántabro de Salud, tales como la falta de profesionales en determinadas áreas y categorías, la implementación de nuevas tecnologías aplicadas a la asistencia, el desarrollo de una estrategia de cuidados o la eficiencia y la sostenibilidad del sistema.


Temas de interés
Recomendamos
Search By Tags
Síganos en Redes
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black