Juan Cofiño declara que “en Asturias tenemos que estabilizar la Administración cuanto antes”

  • El consejero de Administración Autonómica dice que “vamos a acompañar” al Gobierno central en el proceso de reforma de la Administración

  • Asturias ya trabaja en corregir el desajuste entre las actuales profesiones, cualificaciones y competencias que hay en la Administración y las que demanda la sociedad

  • Cofiño señala también que es necesario racionalizar y simplificar los procedimientos administrativos y la producción normativa


El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático del Principado de Asturias, Juan Cofiño, ha participado esta mañana en un coloquio online organizado por Executive Forum con la colaboración de Vodafone Business y Movus. En su intervención, Cofiño se ha referido a la necesidad de ordenar los recursos humanos y simplificar la producción normativa y los procedimientos de la Administración Pública con el objetivo de mejorarla y hacerla más eficaz y eficiente. A su juicio, esta revisión “ayudará a menguar el gap que hay entre el esfuerzo fiscal y de recursos que la ciudadanía pone al servicio de la Administración y la respuesta que esta produce”.

Juan Manuel Navarro, director Territorial de Administración Pública de Vodafone Business, ha acompañado al vicepresidente y consejero en el coloquio. En la presentación del mismo, Navarro se ha referido al carácter innovador propio de Vodafone y de Asturias, poniendo como ejemplo el despliegue de 5G en Gijón. Además, ha indicado que la colaboración público-privada debe adquirir un mayor protagonismo ya que “ciudadanos, empresas y organismos públicos tenemos que ir de la mano, codo con codo para superar con éxito el reto tan importante de la recuperación económica”.


Cofiño ha comenzado su intervención explicando que la reforma de la Administración Pública es una “palanca del cambio económico”, ya que se trata de “un actor principalísimo, también de la vida económica”. En esta línea, ha insistido en que “es nuclear para el futuro de los territorios dotarnos de una Administración mejor” y ha señalado que todos tienen la problemática común de una administración muy burocratizada y, por tanto, muy lenta en la toma de decisiones. “Tenemos un modelo de función pública que casi definiría de decimonónico, que no se ha revisado en plenitud” ha admitido al respecto, reconociendo que es necesario afrontar una intensa reforma del propio modelo de Administración”.

Con respecto a la actuación del Gobierno central, Cofiño ha recordado que es el que tiene las competencias plenas en la materia para abordar este cambio, y ha manifestado que “nosotros en nuestra cuota parte también vamos a acompañar este proceso”. Para resolver el “problema de eficiencia y eficacia y procurar respuestas adecuadas en tiempo y forma a las demandas de los ciudadanos”, el vicepresidente y consejero ha reconocido que el reto consiste en ajustar el modelo para que el esfuerzo económico y fiscal de los ciudadanos se corresponda con la respuesta que les ofrece la Administración. Asimismo, ha destacado que la Administración es “un instrumento para hacer política y ofrecer servicios públicos que se apoya en dos patas: los recursos humanos y los procedimientos administrativos que se producen de acuerdo con la regulación y la normativa vigente”.


La función pública


Cofiño ha admitido que los recursos humanos de la Administración constituyen “uno de los problemas que tenemos que ordenar”. A largo plazo, ha explicado que se espera resetear el modelo de función pública, en línea con la futura ley de Administración Pública en la que está trabajando el Gobierno español. Así, ha declarado que “estamos inmersos en un proceso de reelaboración o reforma de nuestras leyes de ordenación de la función pública”, en colaboración con un grupo de expertos. “Básicamente lo que queremos es una Administración con mayor movilidad y flexibilidad” ha indicado. Se trata de una necesidad que, a juicio del consejero, “es vital y se ha puesto de manifiesto con la pandemia”, puesto que “hay que reconocer que hemos tenido muchas dificultades importantes para dar una respuesta a la situación que sobrevino”. También ha señalado que se pretende configurar un modelo de función pública que cambie el modelo retributivo. De este modo, espera que “haya una cierta variabilidad en la retribución ligada al cumplimiento de objetivos”.


Entre las políticas a medio y largo plazo, Cofiño ha hecho hincapié en la prioridad de “afrontar el desajuste tremendo que tenemos entre las actuales profesiones, cualificaciones y competencias que tenemos en la Administración y las que demanda la sociedad”. Para lograrlo, ha considerado que hay “una ventana de oportunidad” que aprovechar en los procesos de jubilación de funcionarios, que permitirán que en 10 años se renueve el 50% de la Administración, lo que posibilitaría implementar planes de empleo público con nuevas categorías profesionales y nuevas competencias que la sociedad pide”.

Con respecto a las elevadas tasas de interinidad que se han acumulado en los últimos años, ha insistido en la necesidad de remediar este “proceso complejo” que requiere que se concierten y concilien derechos, pero ha asegurado que “no vamos a parar”. En este sentido, Cofiño ha explicado que se trata de un problema nacional, fruto de la crisis económica de 2007-2008, que ha provocado que se haya “fosilizado” la contratación pública, por lo que “tenemos que desandar lo andado”.


Los procedimientos administrativos


Para mejorar la Administración, Cofiño también se ha referido a la necesidad de mejorar los procedimientos y la regulación. “Padecemos un problema de hiper regulación, de exceso, de hipertrofia regulativa” ha advertido. Por esta razón, ha indicado que “tenemos que revisar ya y en los próximos años toda la producción normativa de los últimos años”. Con la digitalización de los procesos, el consejero ha considerado que “sobra” más regulación, siendo más necesario simplificar y racionalizar los procesos, realizando una revisión integral de la producción de regulación. Con respecto a esta cuestión, ha aclarado que esto “no significa desregular, significa regular mejor de una forma más sencilla e inteligible, más fácil para todos”.



Temas de interés
Recomendamos
Search By Tags
Síganos en Redes
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black