Fernández-Lasquetty confía en que Madrid sea “un vector de salida de la crisis” para España

  • El consejero de Hacienda y Función Pública ha hablado de las “trampas de la armonización fiscal”, a la que se ha referido como “hachazo fiscal”

  • Advierte que la “armonización fiscal” del Gobierno “atenta contra la Constitución y contra el sistema autonómico”

  • Indica que la armonización fiscal supone un “hachazo fiscal” que solo contempla la subida de impuestos


El consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha participado esta mañana en un coloquio organizado por Executive Forum, con la colaboración de Ibercaja y Gilead. Entre otras cuestiones, Fernández-Lasquetty ha hablado de “las trampas de la armonización fiscal” y ha confiado en que Madrid sea un “vector” que impulse la salida de España de la crisis.

Ignacio Schoendorff, director ejecutivo de Acceso al Mercado en Gilead España, ha inaugurado el coloquio subrayando la “importancia de la Comunidad de Madrid en el desarrollo de la investigación en España”. Además, ha señalado la “estrecha colaboración” entre la compañía y la región durante la pandemia, “a través de la participación de centros madrileños en el desarrollo del primer tratamiento aprobado por las agencias reguladoras contra el Covid-19, así como la donación de recursos y la participación en distintos proyectos desarrollados por Gilead”.


A continuación, el subdirector y director territorial de Iberaja en Madrid, José Morales, ha señalado la importancia de los ingresos fiscales para impulsar la actividad económica, por lo que ha indicado que “la Comunidad de Madrid, a través de figuras fiscales como los impuestos cedidos o la participación en impuestos estatales, puede, sin duda alguna, dinamizar la economía”. Asimismo, ha manifestado que “todos esperamos los fondos europeos de la reconstrucción que deberán contribuir muchísimo a lo que ocurra en los próximos meses en la economía española y europea”.

El consejero ha comenzado su intervención declarando que “la crisis del coronavirus es una crisis global, cuya amenaza afecta a todos por igual, pero su impacto es diferente en función de las medidas y las políticas que se apliquen”. En esta línea ha reconocido que, pese a que Madrid ha sufrido, “su economía está aguantando mucho mejor que otras regiones”. Así, ha explicado que el PIB madrileño avanzó casi un 26% en el tercer trimestre respecto al segundo, frente al 16% de la media nacional, registrando también una caída del 8% interanual frente al 9% de esta media nacional. Sin obviar la preocupación por la situación sanitaria y económica, Fernández-Lasquetty ha indicado que “en Madrid, como en otras crisis, sufrimos el impacto, pero podremos salir antes y más rápido”. Por este motivo, ha confiado en que la región haga de tracción para que el conjunto de España supere también esta crisis.


“Hachazo fiscal”

Fernández-Lasquetty ha mostrado su preocupación y alarma acerca de la “armonización fiscal” del Gobierno central, ya que “atenta contra la Constitución, el sistema autonómico, el sentido común, la recuperación económica y contra la voluntad y la opinión de la inmensa mayoría de los españoles”. De este modo, ha denunciado que el Ejecutivo haya pactado con ERC subir los impuestos a los madrileños, lo que supone una vulneración de la Constitución. Además, se ha mostrado disconforme con el concepto, ya que “cuando hablan de armonizar no dicen la verdad, porque dan por supuesto que hay libertad para subir los impuestos, pero nunca para bajarlos”.

“Queremos que exista pluralismo político” ha dicho al respecto y ha recordado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid “lleva dieciséis años bajando impuestos y lo va a seguir haciendo”. Así, ha anunciado que en “esta legislatura bajaremos medio punto el Impuesto sobre la Renta, como está comprometido”.


El consejero ha calificado la armonización de “hachazo fiscal”, ya que contempla subir el Impuesto de Sucesiones y de Patrimonio en las regiones que lo han rebajado o eliminado. Asimismo, ha denunciado que suponga anular la posibilidad de que las comunidades autónomas de régimen común puedan aplicar una política fiscal propia en los impuestos que tienen cedidos, por lo que “armonizar es imponer y no solo afecta a los ricos, afecta a todos”. Además, ha considerado que se trata del primer paso hacia un “socialismo fiscal obligatorio” para que las comunidades autónomas no puedan bajar impuestos, solo subirlos.



Temas de interés
Recomendamos
Search By Tags
Síganos en Redes
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black