El embajador de Perú: “Antes mi país era un problema, hoy es una posibilidad”

El embajador de Perú: “Antes mi país era un problema, hoy es una posibilidad”

  • Sacyr cuenta con siete grandes proyectos en Perú y mantiene su apuesta por el país

  • La inversión de las empresas españolas en Perú alcanza los 9.000 millones de dólares

  • Según el embajador las relaciones entre Perú y España se encuentran en su punto álgido

Madrid 12/04/2016. El embajador de Perú en España, Rafael Roncagliolo, ha participado esta mañana en un desayuno informativo, organizado por Executive Forum y Sacyr, que ha tenido lugar en el Hotel Palace de Madrid. Durante su intervención, Roncagliolo ha compartido con los asistentes una visión panorámica del estado actual de su país, así como un análisis sobre los resultados de las elecciones que se celebraron el pasado domingo 10 de abril.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha presentado el acto reconociendo que Perú se ha convertido en una atractiva oportunidad de inversión y desarrollo para las empresas. En este sentido ha comentado que, actualmente, “contamos con siete grandes proyectos que apuestan por el desarrollo económico del país y por la calidad de vida de sus habitantes”. Esto ha favorecido que “Perú suponga ya una parte importante del crecimiento de Sacyr” y de su consolidación en la región latinoamericana. Por este motivo, Manrique ha reiterado el compromiso de su compañía a través de su participación en iniciativas públicas y privadas que favorezcan el crecimiento peruano. Finalmente, ha animado al país a seguir trabajando por el fortalecimiento de la transparencia y la seguridad, así como por la agilidad burocrática y administrativas que logren favorerecer la confianza de los inversores en su apuesta por Perú.


El embajador ha comenzado su intervención reconociendo que hace unos treinta años “pensar en Perú era pensar en un problema, pensar hoy en Perú es pensar en una posibilidad”, por lo que ha reconocido que el esfuerzo por el crecimiento sostenido ha sido clave para este propósito, en el que España ha contribuido con una aportación muy importante. En este sentido, ha comentado de trata del primer país inversor en Perú con unas 400 empresas españolas operativas, lo que equivale a una inversión de 9.000 millones de dólares. A la par de esta colaboración económica, que a juicio del embajador también ha repercutido favorablemente en la recuperación española, las relaciones políticas entre los dos países también se han consolidado y se encuentran actualmente en su punto álgido.

Rocangliolo ha expuesto varias razones para seguir apostando por la inversión en Perú, entre las que ha destacado el crecimiento económico sostenido, el marco de estabilidad jurídica, la baja inflación, la creciente inclusión social, la reducción de la pobreza (que ha disminuido de un 50 a un 22% en la última década), los acuerdos de libre comercio de los que forma parte Perú, su ubicación geográfica crucial en el corazón de América del Sur y la estabilidad política. En referencia a este último aspecto, ha declarado que la candidata Keiko Fujimori cuenta con legitimidad para estar a la cabeza del gobierno peruano si así lo deciden los ciudadanos, ya que, pese a sus vínculos familiares, “la política no se hereda genéticamente”. En este sentido, ha reconocido que su éxito podría estar relacionado con éxitos políticos que protagonizó su progenitor, tales como el final del terrorismo, el establecimiento de las fronteras con Ecuador o el control de la inflación. Con respecto al cambio de gobierno, y respondiendo a una de las preguntas de los asistentes, ha manifestado su confianza en que no se abandonarán los proyectos de infraestructuras ya lanzados.

Temas de interés
Recomendamos
Search By Tags
Síganos en Redes
  • LinkedIn Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black